¿El sedentarismo se hereda?

¿El sedentarismo se hereda?

6

Mucho se habla de las enfermedades genéticas que pasan de generación a generación, pero poco se le presta atención a las enfermedades que se heredan a través de un mal ejemplo.
El sedentarismo, que no es más ni menos que llevar una vida con poca actividad física, la cual solo se resume a moverse para lo estrictamente necesario, como por ejemplo ir al trabajo, centro de estudios o diligencias cotidianas.
La mayoría del tiempo, los padres arrastrados por la rutina del día a día se convierten en personas que solo conciben el concepto de “descansar” y “desestresarse” viendo una película en el computador o mensajeando en las redes sociales, anulando por completo la actividad física que previene enfermedades como el sobrepeso, cardiacas, dolores articulares y baja autoestima.
Se trata de malas conductas que son perfectamente imitadas o “heredadas” por sus hijos, que comienzan a repetir las mismas prácticas sedentarias de forma casi natural. Comprobando que la falta de actividad física se traspasa de generación a generación.
Esto hace resaltar la necesidad de no solo involucrar a los más pequeños de la casa en actividades físicas, sino a sumarse como familia en general para inculcarles a través del ejemplo una vida física más saludable. Debemos tener en cuenta que, para los adultos, hacer ejercicios es sinónimo de máquinas especializadas y un programa bien marcado, en cambio, para los niños se trata de un rato de entretención y juegos.
En vista de la necesidad de adaptar el programa de ejercicios a cada personalidad y necesidad, en nuestros clubes Recrear contamos con diversos planes que pueden adaptarse tanto a padres como a hijos. Tomando como referencia las clases de hidrogimnasia y gimnasio para los adultos. Y el plan “Gold Kids” para los niños, que consiste en estimular el desarrollo óptimo y su maduración en todo sentido (físico, psíquico, cognitivo, emotivo). Practicando actividades como yoga, baile entretenido, taekwondo, Fitness kids y clases de natación 2 veces por semana.
Acércate al Club más cercano a tu hogar y comienza a transmitirle una herencia de salud a tus hijos.