¿Es conveniente entrenar con un resfriado?

nota-recrear-1

Todos alguna vez nos hemos resfriado, sobre todo cuando empiezan a correr los meses más fríos del año. Ese malestar que nos hace percibir todo de forma diferente siempre choca con nuestro interés de ir a entrenar.

Si estás leyendo este artículo, posiblemente eres una persona que no quiere “lanzar todo por la borda” perdiendo días de avance en el gimnasio por “ un simple resfriado”, sin embargo, debes saber que no es bueno que le exijas a tu cuerpo más de lo que puede dar.

Internet está lleno de teorías sobre este tema pero si bien es cierto que hacer ejercicio  ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, entrenar en medio de un resfriado puede ser contraproducente.

Lo recomendable es que asistas a tu Club, sólo si los síntomas  son leves y se presentan de la garganta hacia arriba; si los síntomas se presentan de la garganta hacia abajo, lo mejor es guardar reposo hasta que hayas mejorado un poco y puedas retomar el ejercicio.

Nadie te conoce mejor como tu mismo/a. Por lo que debes reconocer si no estás en condiciones, deja a un lado las preocupaciones típicas de no ir a entrenar; tu esfuerzo no va a desaparecer de la noche a la mañana.

Simplemente no dejes de lado los buenos hábitos alimenticios, el descanso es necesario, pero tener gripe o malestar general no es excusa para comer mal.